¿Debería dormir una hora extra o hacer ejercicio?

Estás acostado en la cama, tratando de decidir a qué hora poner tu alarma para mañana. Podrías dormir siete horas completas si te despiertas a tu hora normal, o podrías despertarte una hora y media antes para asistir a la clase de spinning de la mañana. ¿Cuál deberías elegir?


Este dilema aparentemente simple es uno al que todos nos hemos enfrentado en algún momento. La decisión parece imposible. El sueño es esencial para un sistema inmunológico saludable y para la prevención de lesiones, pero el ejercicio tiene miles de beneficios y puede contribuir a un sueño mejor y más profundo.


PRIORIZAR EL SUEÑO

El sueño y el ejercicio son increíblemente importantes para tu cuerpo, pero si tienes que elegir uno, tiene que ser el sueño. Una cantidad adecuada de sueño le da a tu cuerpo el tiempo que necesita para reponer y refrescar su funcionamiento celular. Si no puedes hacer eso, tu salud sufrirá mucho


La mayoría de los expertos están de acuerdo en que, cuando se ven obligados a elegir, casi siempre eligen dormir. Los adultos necesitan de 7 a 9 horas de sueño, según la Fundación Nacional del Sueño, para un rendimiento óptimo, retención de la memoria y buena salud. Pero lograr una buena noche de sueño depende en gran medida de tu compromiso con el ritmo circadiano de tu cuerpo, que es cuando normalmente nos acostamos y nos despertamos. Un estudio de Northwestern mostró que nuestros músculos también siguen ese ciclo circadiano, lo que significa que si haces ejercicio durante el tiempo en que normalmente duermes, la reparación de tus músculos será menos eficiente.


EL EJERCICIO TAMBIÉN ES IMPORTANTE

Pero el hecho de que el sueño sea generalmente la respuesta no significa que debas descartar la necesidad de hacer ejercicio para tu salud en general si siempre tienes poco tiempo. El ejercicio cambia el cerebro y es fundamental para la salud del cerebro. Lo que es bueno para tu cuerpo también es bueno para tu cerebro. A través del ejercicio, estás alimentando tu cerebro aumentando el flujo de sangre y oxígeno.


Cuando tengas que elegir, recuerda que un entrenamiento breve es mejor que ningún entrenamiento. Si solo tienes 10 minutos, haz un entrenamiento rápido en casa con ejercicios simples como sentadillas, saltos de tijera y planchas. También hay muchas aplicaciones que pueden brindarte un entrenamiento rápido durante un período de tiempo específico utilizando solo tu peso corporal.


SE HONESTO CONTIGO MISMO

Si te encuentras constantemente corto de tiempo, también podría ser buena idea ver en qué inviertes ese tiempo. Intenta realizar un seguimiento meticuloso de tus días durante una semana para ver dónde podrías estar perdiendo el tiempo. Casi todo el mundo es culpable de pasar demasiado tiempo en las redes sociales o viendo la televisión, así que ve si puedes sustituir ese tiempo por hacer ejercicio. Esto te ayudará a dormir bien por la noche y hacer ejercicio.


Tu prioridad siempre debe de ser tu salud.


Con cariño,


Jess


17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo