La Grasa más Peligrosa es la más fácil de perder

Eliminar la grasa abdominal es el sueño de toda persona, pero, lejos de ser pura vanidad, en realidad hay una razón por la que tener mucha grasa en la región abdominal puede ser peligroso, especialmente la grasa visceral. La grasa se almacena en todo el cuerpo, pero ¿cómo aumenta el riesgo de enfermedades crónicas al aumentar el tamaño de la cintura?


UBICACIÓN, UBICACIÓN, UBICACIÓN

La grasa de tu cuerpo afecta tu salud de manera diferente dependiendo de dónde se almacene. Si bien la mayoría de la grasa que se encuentra en otras partes de nuestro cuerpo (brazos, piernas, glúteos) se considera "grasa subcutánea", es más probable que la grasa abdominal sea "visceral".


PELLIZCABLE VERSUS PRESIONABLE

La “grasa subcutánea” es la grasa blanda que se puede pellizcar justo entre la piel y el músculo que ayuda a mantener el calor, protege contra los golpes y almacena calorías adicionales. La "grasa visceral" también almacena calorías, pero no es tan fácil de pellizcar porque se encuentra dentro y alrededor de los órganos. Está escondida en lo profundo de la región del vientre, que es lo que la hace firme (en lugar de blanda) cuando lo presionas.


PROXIMIDAD

La grasa no solo almacena calorías, es un tejido vivo capaz de producir y liberar hormonas que afectan a otros órganos. Debido a que la grasa visceral se encuentra cerca de nuestros órganos, la liberación de estos químicos está mal ubicada. Tener más grasa visceral puede elevar el LDL (también conocido como colesterol “malo”) y la presión arterial. La grasa visceral también puede hacerte menos sensible a la insulina, lo que aumenta el riesgo de diabetes tipo 2.


DISTINGUIR LA GRASA MALA

Incluso si eres delgado, aún puedes tener grasa visceral alrededor de la región abdominal; ser "delgado" no significa necesariamente que estés sano. No existe una forma segura de distinguir la grasa visceral de la subcutánea a menos que se realice una tomografía computarizada costosa, pero es importante que tengas una idea aproximada de cuáles son tus reservas viscerales. Aquí hay algunos trucos para averiguar cómo se encuentra tu barriga:


PERAS Y MANZANAS:

¿Qué tiene que ver la fruta con esto?" Estas dos frutas dan una idea rápida de dónde se almacena la mayor parte de la grasa en el cuerpo. Las peras tienden a almacenar grasa en las extremidades inferiores (caderas, muslos, glúteos) como grasa subcutánea, mientras que las manzanas tienden a almacenar grasa en la región superior (vientre, pecho) como grasa visceral. Se necesita una inspección rápida, pero te comparto esta forma imperfecta de diferenciar estas dos grasas.


CIRCUNFERENCIA DE LA CINTURA: (WC)

Siente la parte superior del hueso de la cadera (está al mismo nivel que la parte superior del ombligo) y circule una cinta métrica alrededor de este punto. Recuerda relajarte y no reprimir tus entrañas (¡sé honesto!). Toma 2-3 medidas y calcula el promedio. Los hombres deben tener una medida de menos de 40 pulgadas (102 cm) y las mujeres deben tener una medida de menos de 35 pulgadas (89 cm).


RELACIÓN CINTURA-CADERA: (WHR)

La relación cintura-cadera toma la circunferencia de tu cintura y la divídela entre la circunferencia de tu cadera. Para medir tu cadera, párate frente a un espejo, luego determina la parte más ancha de tu trasero y mide esa circunferencia. Luego usa esta fórmula:


WHR = (Circunferencia de la cintura) / (Circunferencia de la cadera).


Los hombres deben tener un WHR de menos de 1, mientras que las mujeres deben tener un WHR de menos de 0,8.


CONOCE TU HISTORIAL DE SALUD FAMILIAR

Si tus padres o hermanos tienen resistencia a la insulina, enfermedades cardíacas o hígado graso no alcohólico, puedes correr un mayor riesgo de almacenar grasa visceral. Vigilar tu grasa visceral puede ser beneficioso, pero debes saber que las causas de estas enfermedades crónicas son complejas. Si tienes dudas, lo mejor es hablar con un médico.


ELIMINAR LA GRASA VISCERAL

Si caes en el rango normal de WC y WHR, ¡eso es genial! Sigue trabajando en tus objetivos de peso como mejor te parezca. Si no estás allí, no te desesperes. Debido a su proximidad al hígado, la grasa visceral suele ser la grasa más fácil de quemar. Es la grasa subcutánea menos riesgosa la que le gusta quedarse.


Desafortunadamente, no puedes reducir la grasa alrededor de tu vientre, sin importar cuántas abdominales hagas. Lo más recomendable es vivir un estilo de vida saludable que puede ayudarte a irla disminuyendo poco a poco.


Puedes realizar un seguimiento de la circunferencia de tu cintura, cadera e incluso del cuello en la aplicación para ver cómo cambian tus medidas con el tiempo a medida que pierdes peso.


Sudar durante 30-60 minutos cada día. La grasa visceral responde bien a los ejercicios regulares de resistencia, como correr, andar en bicicleta, remar, nadar, que elevan el ritmo cardíaco. A medida que tu cuerpo usa grasa para hacer ejercicio, comenzará a usar sus reservas viscerales.


Come una dieta bien balanceada. Consume una dieta rica en granos integrales, frutas y verduras frescas y proteínas magras con calorías establecidas para una pérdida de peso gradual. Reduce el consumo de azúcares añadidos y alcohol, ya que es más probable que estos nutrientes terminen como grasa visceral.


Duerme más, estresate menos. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero para cuidar tu cuerpo físico, debes cuidar tu estado mental. La pérdida de sueño y el estrés pueden sabotear tus objetivos de salud y estado físico. Elige acciones para obtener un descanso nocturno de calidad.


Recuerda, no se trata solo de tu salud; también se trata de tu felicidad.


Espero esta información te haya sido de utilidad. Nos vemos la próxima semana!!!!

Con cariño

Jess




20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo