top of page

La Grasa más Peligrosa es la más fácil de perder

Eliminar la grasa abdominal es el sueño de toda persona, pero, lejos de ser pura vanidad, en realidad hay una razón por la que tener mucha grasa en la región abdominal puede ser peligroso, especialmente la grasa visceral. La grasa se almacena en todo el cuerpo, pero ¿cómo aumenta el riesgo de enfermedades crónicas al aumentar el tamaño de la cintura?


UBICACIÓN, UBICACIÓN, UBICACIÓN

La grasa de tu cuerpo afecta tu salud de manera diferente dependiendo de dónde se almacene. Si bien la mayoría de la grasa que se encuentra en otras partes de nuestro cuerpo (brazos, piernas, glúteos) se considera "grasa subcutánea", es más probable que la grasa abdominal sea "visceral".


PELLIZCABLE VERSUS PRESIONABLE

La “grasa subcutánea” es la grasa blanda que se puede pellizcar justo entre la piel y el músculo que ayuda a mantener el calor, protege contra los golpes y almacena calorías adicionales. La "grasa visceral" también almacena calorías, pero no es tan fácil de pellizcar porque se encuentra dentro y alrededor de los órganos. Está escondida en lo profundo de la región del vientre, que es lo que la hace firme (en lugar de blanda) cuando lo presionas.


PROXIMIDAD

La grasa no solo almacena calorías, es un tejido vivo capaz de producir y liberar hormonas que afectan a otros órganos. Debido a que la grasa visceral se encuentra cerca de nuestros órganos, la liberación de estos químicos está mal ubicada. Tener más grasa visceral puede elevar el LDL (también conocido como colesterol “malo”) y la presión arterial. La grasa visceral también puede hacerte menos sensible a la insulina, lo que aumenta el riesgo de diabetes tipo 2.


DISTINGUIR LA GRASA MALA