Por qué el cambio es más difícil de lo que crees

“Un estilo de vida saludable se trata de tomar mejores decisiones”.


¿Alguna vez has escuchado esto? ¿Pero es verdad?


Para la mayoría de las personas, hay MUCHO más allá que simplemente cambiar algunos comportamientos o hábitos y no sólo se trata de decidir hacerlo mejor.


Por ejemplo, entre elegir comer porciones más pequeñas, hacer ejercicio, comer más saludable, y realmente comer porciones más pequeñas, hacer ejercicio y comer más saludable hay muchas cosas que pueden interponerse en el camino o desviarte.


Existen muchas situaciones, se te olvidó el almuerzo en casa, discutiste con tu pareja, las cosas explotan en el trabajo, te sientes solo o deprimido, la comida no es satisfactoria, no dormiste bien, sales de viaje, tienes un compromiso…


Sin embargo, muchas personas nunca ven venir nada de esto, a pesar de que estas son exactamente las cosas que los han descarrilado antes.


Como resultado, terminas frustrado y decepcionado porque una vez más “fracasaste”.


Entonces, ¿cuál es la solución?

Comienza por comprender por qué un estilo de vida saludable no se trata SOLO de tomar mejores decisiones.


Lo bueno aquí es que una vez que te das cuenta de esto, no puedes dejar de verlo.


Ese momento "a-ha" te permite identificar y trabajar en lo que REALMENTE está interfiriendo con tu capacidad de cambio.


Para explicarlo mejor, te comparto una comparación.


Imagina que el fregadero de tu cocina se obstruye.


Llega el plomero, echa un vistazo rápido a tu desagüe y dice: "¿Qué has estado tirando en el triturador de basura?"


Tú: “Cáscaras de huevo, café molido, sobras de pizza”.


Plomero: “Nooooo. ¡Nunca eches esas cosas en el triturador! Es solo para el desperdicio mínimo de alimentos”.


Tú: “Pero se muele muy bien”.


Plomero: “Sí, pero una vez que sale del triturador y entra en la tubería, se convierte en un lodo espeso que se acumula con el tiempo y obstruye el desagüe. Por eso… ¡SOLO DESPERDICIO MÍNIMO DE ALIMENTOS!”


Tú: "Oh".


A nadie le gusta que le digan lo que hacemos mal, pero aquí hay un buen resultado: inmediatamente cambias tu comportamiento y tiras la mayor parte de los desperdicios de comida a la basura... POR EL RESTO DE TU VIDA.


¿Por qué?


Tres razones:


1. El plomero te explicó por qué se obstruyeron las tuberías.


2. Estabas muy motivado para que nunca volviera a suceder.


3. Fue fácil.


Ahora aquí está la cosa...


Las dos primeras razones combinadas no importan tanto como la última.


Fue fácil porque hay muy poco más en tu vida que lo influencie.


En lugar de tirar la comida por el triturador, simplemente la tiras a la basura. Básicamente, no hay pasos adicionales, tiempo, esfuerzo o aprendizaje involucrado.


Entonces, ¿cambiar ese comportamiento? es realmente sencillo.


Pero, cambiar tus hábitos alimenticios y de estilo de vida tiende a ser mucho más complejo.


Hay muchos factores interconectados que influyen en esos comportamientos, desde cómo te sientes física y emocionalmente, hasta tus relaciones y trabajo, tu entorno e incluso tu perspectiva de la vida.


Cuando buscamos cambiar, la mayoría de nosotros nunca pensamos en considerar estos factores influyentes. Sólo pensamos en el cambio de manera más simple, como el problema de la eliminación de basura.


Pero como puedes ver, todos nos enfrentamos a una gran cantidad de desafíos únicos, muchos de los cuales involucran estrés y ansiedad o resultan en estrés y ansiedad y esto provoca que el cambio sea muy complejo.


¿Entonces, por dónde empezar?


El primer paso no es "hacer mejores elecciones de alimentos". Más bien, es abordar los factores que hacen que comer mejor (o hacer más ejercicio) sea más difícil. Y no trates de implementar todos a la vez, sino uno por uno.


Por ejemplo, podrías explorar primero tu problema de sueño.


¿Hay alguna RAZÓN por la que no puedes dormir bien? Tal vez estés "preocupado“ y podrías buscar algún método o ejercicio simple diseñado para tranquilizar tu mente.


Esto podría conducir a un mejor descanso y calidad de sueño, lo que puede resultar en más energía, menos niveles de estrés y una mejor salud emocional. El cambio entonces se vuelve más fácil de lo que era antes.


Así es como inicias el progreso.


No, no es una solución de la noche a la mañana.


Pero este enfoque puede ayudarte con esos problemas "ocultos" que te impiden tomar mejores decisiones de manera constante. Y a menudo, eso es exactamente lo que se necesita.


Esto es solo una muestra de por qué cambiar los hábitos alimenticios y de estilo de vida puede ser complejo.


Con esto trato de ayudarte a encontrar lo que te funciona y lo que no, y poder tener un nuevo enfoque o pensamiento para lograr tus objetivos de salud.


Si esto te ayuda y describe lo que estás pasando o buscando, y te apasiona aprender más sobre temas de Salud no te pierdas mis publicaciones semanales y suscríbete a mi

blog!

Con cariño


Jessica Torre

El Poder de tu Tenedor



22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo