top of page

LA VERDAD ACERCA DEL ALCOHOL Y 5 TIPS PARA DISFRUTARLO EN ESTAS FECHAS



El alcohol en estas fechas siempre es protagonista en todas las fiestas y reuniones. Pero para aquellos que quieren cuidar el aumento de peso, agregar alcohol a la ecuación hace que sea difícil de equilibrar. Este es el por qué:


EL ALCOHOL ES LA SEGUNDA FUENTE DE CALORÍAS MÁS POTENTE


Ir de fiesta con alcohol es divertido porque a muchos les gusta el efecto que provoca, pero esta intoxicación tiene un precio calórico. Un gramo de alcohol son 7 calorías, que es más que un gramo de carbohidratos (4 calorías) y proteína (4 calorías) pero menos que un gramo de grasa (9 calorías).


NO QUEMAMOS CALORÍAS ADICIONALES PARA METABOLIZAR EL ALCOHOL


No como lo hacemos al digerir carbohidratos, grasas y proteínas. Este fenómeno, llamado "efecto térmico de los alimentos", se refiere a la energía que usamos para digerir los alimentos en componentes pequeños y absorbibles. Debido a que el alcohol es tan fácil de absorber, ingresa a nuestro torrente sanguíneo sin quemar calorías adicionales.


TU HÍGADO HACE TODO EL TRABAJO


Debido a que el alcohol es visto como una toxina, el hígado prioriza el metabolismo del alcohol primero, lo que significa que no estarás quemando calorías de otras fuentes mientras eso sucede. El hígado solo puede eliminar el alcohol a una velocidad de alrededor de una onza de licor por hora, por lo que consumir más de esto te dejará con una sensación de embriaguez.


EL ALCOHOL HACE QUE BAJE EL AZÚCAR EN LA SANGRE


Esta bajada hace que quieras consumir carbohidratos. El hígado ayuda a mantener estable el nivel de azúcar en la sangre, pero un hígado ocupado en metabolizar el alcohol no puede hacerlo de manera efectiva, lo que hace que el azúcar en la sangre baje y permanezca bajo hasta que se metabolice el alcohol. Esto explica por qué anhelas los carbohidratos y te despiertas al día siguiente con dolor de cabeza.


LAS CALORÍAS DE ALCOHOL QUE NO SE QUEMAN SE ALMACENAN COMO GRASA


Esto es cierto para todas las calorías adicionales ingeridas sin importar la fuente, pero lo que empeora las calorías del alcohol es que primero se almacenan en el hígado. El hígado necesita tiempo para eliminar la grasa inducida por el alcohol para su almacenamiento adecuado en las células grasas. Si el hígado no hace esto lo suficientemente rápido (o si bebes demasiado, con demasiada frecuencia), la grasa se queda atascada en tu hígado y alrededor de tu abdomen, lo que te da una "barriga cervecera".


Por supuesto, esto no significa que debas esquivar por completo todos los sorbos sociales esta temporada. A continuación, te comparto

algunos consejos que te ayudarán a evitar que obtengas demasiado de tu alegría navideña:


1. SÍRVETE LA MITAD


Esto te ayudará a limitarte a una o dos bebidas por fiesta.


2. EVITA LAS BEBIDAS MEZCLADAS CON MÁS CALORÍAS


Olvídate del ponche, las margaritas, los cocteles y otras bebidas azucaradas, o tómate uno y considéralo como un postre.


3. ALTERNA ENTRE TOMAR ALCOHOL Y AGUA


Te mantendrás bien hidratado.


4. BEBER LENTAMENTE


Tómate el tiempo para disfrutar de tu bebida alcohólica.


5. MANTEN TU PRESUPUESTO DE ALCOHOL EN 200 CALORÍAS O MENOS


Conoce tus porciones de alcohol y opta por estas alternativas de alcohol bajas en calorías:


Vino tinto o blanco: 5 onzas | Calorías 125, carbohidratos: 4 g

Cerveza ligera: 12 onzas | Calorías: 100; Carbohidrato: 5g

Champán: 5 onzas | Calorías: 100; Carbohidrato: 1g

Vodka, whisky, ron o ginebra: 1,5 onzas | Calorías: 96; Carbohidrato: 0g


¿Cómo controlas tu consumo de alcohol durante esta época?

87 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page